SIEMPRE ME PREGUNTAN POR MI SONRISA.

Y no piensen que presumo de lo hermosa que es, o lo impactante que puede llegar a ser. Creo que como todos, he pasado por momentos difíciles. Tal vez un poco más difíciles que la mayoría, o mucho más fáciles que otros. Pero la realidad es una:

TODOS TENEMOS PROBLEMAS.

Mi intención no es ventilar las situaciones o las personas que han pasado por mi vida para pintarlas con un poco de sentimientos negativos, porque además de ventilar mi privacidad, ventilaría la de ellos. Sin embargo, creo que sí puedo compartir algo: El cómo combato contra esos sentimientos negativos día a día.

Como sabrán (porque lo digo mucho) creo en la magia que nosotros mismos expedimos. Ya sea a través de meditaciones, confirmaciones, del esfuerzo que ponemos en un proyecto, del cariño que profesamos a nuestros seres queridos, de ese diario que tiene anotadas todas tus metas y nuestros sueños. Emitimos magia: La magia del ser.

Y es que pónganse a pensar: ¿Cuántas veces no alegramos el día de alguien por un detalle? ¿O a cuántas personas no hacemos sonreír por simplemente saludar con educación? ¿Cuántas son amables con nosotras porque les hicimos un favor de corazón? ¿Cuántas no brillan porque les hicimos pasar unos minutos agradables, con bromas y risas?

LAS VIBRAS BONITAS MANTIENEN UN AMBIENTE BONITO. ASÍ DE SIMPLE.

¿Pero qué pasa cuándo hemos tenido un día horrible? Y tal vez no solo un día, sino dos, o tres, o un mes lleno de situaciones difíciles que no parecen tener fin.

Créeme… I’ve been there.

-Me han roto el corazón.

-Me han traicionado personas que amo infinitamente.

-No ha funcionado el proyecto en el que entregué horas de trabajo y varios sueños rotos.

-Me he fallado a mí misma, rindiéndome y pensando cosas terribles sobre mí.

-Incluso me traicioné, tomando acciones, sentimientos y fingiendo que soy otro tipo de persona.

Sería una mentira decirles que con mis ejercicios serían felices toda la vida. De hecho, las personas que dicen serlo, me causan cierta desconfianza. Podemos enfrentar nuestros problemas con una sonrisa, pero no ignorarlos y pretender que nada oscurece nuestro día. La verdad es que si practican estos pequeños ejercicios, les aseguro que de alguna manera, encontrarán el hilo negro de la situación y lo podrán ir cortando poco a poco:

AGRADEZCO EN MI MOMENTO DE PAZ

Todos tenemos un momento en el día que es nuestro favorito. El mío, es cuando me baño. Por lo regular lo hago en las mañanas, antes de irme a mi trabajo. Pongo la música que esté de acuerdo a mi humor, desde el musical de Hairspray hasta piezas de Chopin, abro la llave para mojarme con agua tibia y empiezo mi ritual. Canto, pienso y tomo las decisiones del día. Decido qué ropa usaré, qué lipstick me pondré, con qué tareas pendientes empezaré la mañana y qué haré por la noche. Pero sobre todo, agradezco.

Agradezco tener la libertad de ser yo y de tener a mis seres queridos cerca.

Agradezco trabajar en los proyectos que me llenan de energía.

Agradezco cuando mis seres queridos son felices, y poder formar parte de esa felicidad.

Agradezco que por fin, después de tantos problemas emocionales, tengo una voz y voto sobre mi vida.

ME DESAHOGO… Y LUEGO EXISTO.

Si hay algo que odio en la vida, es a las personas que piensan que porque te dicen “no te sientas triste” te están ayudando a superar los problemas. Y es que he podido entender algo: Muchas veces no tenemos que contar nuestros problemas. Pienso que lo que tenemos que hacer primero es desahogarnos. Llorar, gritar, golpear la almohada. Las soluciones siempre vienen en un momento de luz, y este nunca lo podremos tener si no nos despegamos de esos sentimientos negativos.

ME RODEO DE PERSONAS VALIENTES

Admiro a las personas que considero mi familia. Cada una de esas personitas mágicas ha pasado por grandes problemas. Y trato de compararme con ellas, pero no de la manera negativa que nos hace tocar fondo, sino de la manera en que yo pueda aprender, y que me puedan contagiar esa valentía.

Esa valentía de levantarte otro día.

Esa valentía de seguir adelante.

Esa valentía de ver el lado bonito de las cosas.

CON MUCHO AMOR,

MISS ESTILIQUE

 

 

 

 

Escrito por:Miss Estilique

Como Guillermo del Toro: "I'm mexican". Body Positive Pal. Creative Soul. Feminist. Directora de Marketing de The Girl Gang MX, y blogger en Estilique. Sígueme en Facebook, Twitter e Instagram como @MissEstilique

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s